A mis nietos les impresiona que tenga la edad de su colegio. A mí también. Pero más me impresiona que casi mi entera vida laboral haya transcurrido en la Universidad Autónoma de Madrid, todos los años que esta tiene, menos dos. Con motivo de mi marcha (me resisto a decir la palabra, por insólita y contradictoria, y porque me he quedado como profesora emérita), me invitó el Rector a hablar en el acto de clausura del Curso 2011-2012, en nombre de… lo diré, en nombre de los jubilados, entre los que tenía y tengo grandes amigos y compañeros. No pude evitar evocar la historia de la UAM, tal como la he vivido, a veces con cierto papel protagonista y otras como testigo informado. Reproduzco aquí mis palabras en el primer acto por lo que la experiencia pueda valer.  [Saber más: Clausura Curso 2012 UAM]

Emplazamiento del campus de Cantoblanco UAM (1969) en 1957

Emplazamiento del campus de Cantoblanco UAM (1969) en 1957

Recinto y edificaciones de la UAM en 1999 entre el monte de El Pardo y Valdelatas

Recinto y edificaciones de la UAM en 1999 entre el monte de El Pardo y Valdelatas

El campus de la UAM: edificación primera y ensanches. 2004. Vista desde el Norte (Fte. David Porras).

El campus de la UAM: edificación primera y ensanches. 2004. Vista desde el Norte (Fte. David Porras)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This